Luna Negra en Tauro  Escuchar en Podcast

Lilith, la Luna Negra (artículo previo), vuelve al fértil y hermoso paraíso de Tauro que dejó para irse de exploradora a los submundos del otro lado del mar muerto, es decir, a las cuevas de Escorpio.

En el signo de Tauro la Luna Negra se encuentra en caída, ya que esta tierra sensual es la exaltación de la blanca y luminosa Luna llena.

La tranquilidad, paz y serenidad de una vida segura pero monótona no es para nada donde Lilith puede sentirse ella misma.

Su esencia y motivación es la intensidad emocional. También, el secreto, la confrontación con la oscuridad, los tabúes familiares y sociales, las pruebas difíciles que pueden llevar a una excitante vida e iniciaciones en nuevos niveles de magia, consciencia y poder.

En el inframundo del signo de Escorpio, se ha sentado muchas veces junto al trono de su Rey Plutón/Hades, además ella es amiga íntima de su esposa Perséfone.

Lilith en Tauro y los valores tradicionales

Lilith tiene una bronca con el Dios patriarcal hebrero Jehová, quien según cuentan, le provocó el autoexilio cuando la quiso desvalorizar delante de Adán, que para ella es un igual, un humano como ella.

Por esto los valores familiares o religiosos ortodoxos o demasiado tradicionales no le van a Lilith.

En tauro, está super incomoda, mucha comida en familia, rezar antes de comer, hacer lo que los mayores ordenan, sostener la herencia, el honor familiar, creencias continuistas, patrones, rutinas, etc..

Ella prefiere la soledad para conocerse profundamente.

También le gusta poner distancia de lo que le impida su desarrollo, el desapego familiar, el sentimiento de ser única y diferente a los demás, la trasgresión a las normas, el conocimiento superior.

Lo único que disfruta en Tauro es la sensualidad, el goce de los 5 sentidos con los que también aprende de sí misma y con los que puede coquetear con Adán.

Ella todavía siente fascinación por él, lo quiere pero no debe, y eso le da un encanto y atracción intensa por su ex pareja-primigenia.

Lilith en Tauro viene, ya sea a abrirnos los ojos o a destruir nuestro mundo Paradisíaco de fantasía.

Esto puede ser doloroso, si tenemos un gran apego a la ilusión de la comodidad material y seguridad emocional.

Por ejemplo:

  • Un empleo “fijo y aburrido” que no he podido dejar.
  • Estar en una pareja “calcificada” que me está costando en salud y estado de ánimo sostener.
  • Una atracción por el dinero pero a la vez rechazo a la forma de alcanzarlo o a la gente rica.
  • Un deseo sexual a satisfacer pero que reprimo por las creencias del clan.

Hasta podría ser que se nos caiga el castillito de arena de la sociedad y los sistemas -sobre todo financieros- al descubrir cuánta cosa terrible se le dará por mostrarnos a Lilith esta temporada.

¿Tomas la píldora Azul o la Roja?

Recordemos que Lilith se convirtió en serpiente, símbolo de la sabiduría ancestral de la Tierra, de la visión instintiva más allá de la razón.

Lo hizo para ofrecerle la famosa manzana del árbol del conocimiento a su congénere Eva, la Luna Blanca y a través de ella a Adán.

lilith ofrece la manzana

Lilith en forma de serpiente, ofrece a Eva y Adán la manzana del conocimiento

En una prosa explicativa más actualizada:

Lilith le ofreció la pastilla roja o la azul a este par de humanos, para que despertaran dentro de la Matrix (si tomaban la roja manzana). O si preferían seguir durmiendo en el delirio (la pastilla azul) y no se enteran de nada.

Hoy Lilith en Tauro vuelve a ofrecernos la misma opción:

Roja: Sabiduría despierta que conlleva a una especie de autoexilio (“mi reino no es de este mundo” como dijo Jesús)

Azul: seguir dormidos con nuestras rutinas domesticadas por la cultura, sin encontrar el real poder creador que todos tenemos.

Lilith es el silencio en el que se escucha la sabiduría interior no racional, inconsciente. Lo que contradice y transgrede al orden establecido en nuestras sociedades.

Ella es un un puente de visión interna que va a hacer aflorar los poderes más antiguos ocultos en cada molécula de la Tierra: en sus cristales, en sus aguas, en un viejo árbol…

Lilith en tauro, la consciencia del inconsciente

Lilith en Tauro puede revivir la consciencia oracular de las antiguas Carmentas, Harimaguadas, Sacerdotisas de Isis, Pitonisas o Sibilas.

Pero solo a quienes se atreven a encontrarse sus demonios en una intensa introspección durante estos 9 meses por el arquetipo de la “Vaca Cósmica”; el signo más afín a la Madre Tierra.

Lilith puede ser una energía que nos lleve a la conciencia fuera de toda ilusión y circunstancia de lo que nosotros creemos que somos.

Ella no miente, como no lo hace el inconsciente; se refleja en gestos, palabras, saca de nosotros todo lo oscuro para que los reconozcamos.

Si no logramos ver esas sombras, las proyectaremos en algún personaje cercano con el fin de que nos haga despertar del letargo de la densidad de la vida.

Pero hay algo importante, Lilith no es un planeta, no es un punto físico, sino una energía de vacío y lejanía, que solo se activa en tu Carta Natal si algún planeta pasa por allí con su varita de mágica posesión.

Quiere decir que no todos seremos exiliados del Paraíso terrenal esta temporada de Lilith en Tauro.

Igualmente Lilith nos presenta un nuevo desafío astrológico (articulo y videos) antes que termine este controversial 2020.

Así que cabe preguntarnos:

¿Estoy obteniendo lo que deseo? ó ¿Estoy sosteniendo lo que mis patrones familiares y culturales me han domesticado?

Te invito a conocer e integrar a Lilith y todos los arquetipos de las diosas en el taller «La Diosa que yo Soy».
Categorías: ASTRO BLOG

0 comentarios

Deja una respuesta