¿UN VÓRTICE DE CONSCIENCIA?

El Centro de la galaxia es llamado “Sagitario A”. Este forma un agujero negro supermasivo, un vórtice de energía de más de mil millones de soles en el centro de la Vía Láctea. 

Es el «punto de vacío y quietud” alrededor de la cual gira toda la espiral galáctica.

Desde nuestra perspectiva terráquea, el Centro Galáctico se sitúa entre 27° y 28° de la casa zodiacal de Sagitario. Por allí transita el padre Sol todos los años pocos días antes del Solsticio y la celebración de la Navidad.

De este hecho astrológico surgieron muchas costumbres como la celebración del “Espíritu de Navidad”.

También la asignación del nacimiento de Cristo y otros avatares muy cerca a esta fecha (ver los Magos Astrólogos). 

El simbolismo es perfecto. El  Sol se reúne con la Fuente, la madre de toda vida, el inmenso campo magnético que hace que todo gire en el universo.

El Centro Galáctico Maya Hunab ku

Hunab ku

Pero esta fascinación por el Centro Galáctico viene de muchos siglos antes del cristianismo y de diversas culturas. Para los Mayas es “Hunab ku”, “el Dios solo”.

Una figura muy importante en su cosmovisión, además vital en su cuenta astronómica larga. “Hunab ku” representa la energía espiral donde lo femenino-masculino se integran en una especie de Yin-Yang Centroamericano.

A finales de noviembre 2019 el Sol pasó por allí como siempre, pero también pasó Júpiter que vuelven a su hogar cada 12 años y lo hizo conjunto a Venus.

La Luna Nueva en Sagitario 2019, recibió una semilla que guarda las intenciones, nuevas ideas, energía de progreso a desarrollar en 2020.

Es interesante que Júpiter, el dispositor de la Luna y el Sol en sagitario, esté justo en la boca del Centro Galáctico.

Júpiter llamó nuestra atención a escuchar la voz sutil de nuestra consciencia superior. Sobre todo ante todas la crisis y revueltas que están permeando en 2020 los maléficos: “Saturno/Plutón en Capricornio”, “Urano en aspecto tenso con Marte”.

¿Qué sentido tiene para nuestra vida esta conexión galáctica? 

Sagitario – El Centauro

El arquetipo Sagitario: el centauro mitad humano que apunta su arco y flecha hacia el cielo. Justamente apunta a ese agujero negro supermasivo de donde venimos y hacia dónde nos dirigimos. 

Se trasciende el animal (inteligencia básica) y también el hombre (inteligencia racional) para conectar con con lo suprahumano (inteligencia divina). Lo infinito, la totalidad del universo y el vacío, la “Madre Nada de la que Todo surge”.

Nuestra atención y enfoque es el arco y la flecha de Sagitario. Entregar nuestras pequeñeces, creencias, ideales y tantas otras cosas de la “importancia personal” que guardamos.

El centro galáctico es un vórtice de conciencia del que nos nutrimos de inspiración y nuevos saberes en la espiral evolutiva de la creación.  

Tiene la cualidad de volver a conectarnos con el propósito del Alma que suelta el personaje en esta infinitud. Nos conecta con la trascendencia de nuestros actos.

Pensemos en “Hunab ku”, “el Dios solo”, ¿porque está solo?.

En realidad no está solo, sino que de su silencio y estado de vacío surge lo poderosamente nuevo para sí y la creación.

Revisando el  2020 y re-conectando al Centro Galáctico

El año 2020 ha sido un año muy controversial, minado de sucesos sociales y naturales muy intensos. 

La serenidad frente a cualquier situación que se proyecte en esta realidad, decidirá la forma que pasemos el breve tiempo de la experiencia humana.

Hasta 2021, el Nodo Norte de la Luna se encuentra en Géminis y el nodo sur en Sagitario.  En ese eje se darán los próximos eclipse. Y de esto se trata lo que tenemos que aprender como colectivo humano.

Podríamos comenzar por no acercarnos a los extremos de ideas e ideales, sino ver la espiral completa y expansiva de la cual somos parte. 

La resonancia armónica con el Centro Galáctico de 2019 atrajo una mayor fluidez en las ideas para la resolución de conflictos. Y si logramos observarnos frente a la magnitud del Universo, una mejor convivencia con toda vida. Esto

Aún podemos aprovechar la energía del vórtice y el desafío del Nodo Sur en Sagitario. Aprender a hacer las cosas distintas y crear algo distinto individualmente pero para lo colectivo.

Veamos cómo cada signo puede intencionar su arco y enfocar su flecha al centro esencial consciente de su Ser. Enseñarnos a todos los diversos puntos de vista con los que venimos a resonar armónicamente.

Conexión al centro galáctico para cada signo y ascendente:

ARIES: Alinea tu intención a tu Ser independiente y a no necesitar de los sistemas o de lo que te digan las otras personas.

Muéstranos  cómo tomar decisiones valientes y atrevidas. Cómo iniciar algo realmente nuevo en el mundo, con total despreocupación sobre el resultado, con atención a la chispa divina del niño interior.


TAURO: Siendo consistente, manteniendo el agradecimiento con la madre Tierra y con la vida misma y sus formas sensuales, sensibles.

Nos enseña que todo tiene sentido de disfrute a pesar de las crisis que se generan en momentos de cambio.

La seguridad que logres generando raíces de reciprocidad con la naturaleza será tu gran aporte para estos tiempos.


GÉMINIS: Enfócate en aprender a convivir  y a oír la opinión de otros, para que nos enseñes a ser más prácticos y desenrollados con respecto a las ideas de los demás.

No aferrándonos a ningún dogma, ni cosas conocidas o desconocidas, sino ir más como un viento suave curioseando en la infinitud de los pensamientos humanas.


CÁNCER: Conecta con tu ser espontáneo y como un niño muéstranos cómo ser flexibles, como hacer concesiones a nosotros mismos y a los demás.

Enséñanos a conectar a nuestro ser íntimo, sin dejar a un lado o que nos pesen las responsabilidades cotidianas y familiares. Por el contrario, encontrar el equilibrio en hacerlo todo con amor incondicional y gratitud.


LEO: Tu enfoque autoexpresivo viene a enseñarnos a ser espectadores de toda la creación mientras damos valor a las cosas que creamos y a lo que emanamos vibracionalmente a través del amor propio y sentirnos merecedores de la vida misma.

La intención de tus actuaciones deben emanar del propio centro corazón unido al corazón del propio centro galáctico donde se produce la renovación constante de la vida.


VIRGO: Enfócate en conectar los pies sobre la tierra aunque tengas la cabeza en las estrellas.

Nos enseñarás a conducir la imaginación y sensibilidad con arte, prolijidad, practicidad y simpleza saludable, para que no nos perdamos en la infinitud de pensamiento y emociones que pudieran ser desfavorables al cuerpo denso físico y mental.


LIBRA: Tu intención se alinea en saber compartir y colocarse  en el lugar de otra persona. Mostrarnos que con el trabajo en equipo pueden lograrse mayores cosas que con autosuficiencia y egoísmo.

Puedes realmente enseñarnos a lograr la unión del pensamiento  la masa crítica que hace posible cambiar la consciencia humana en el mundo, hasta lograr una experiencia más armónica.


ESCORPIO: Enfócate en  cómo logras renovarte después de  enfrentar los muchos cambios y pérdidas.

Enséñanos a comprender que las cosas pueden ser diferentes. sobreponerse a fuertes crisis que pasan por nuestra vida.  Logramos alquimizar nuestras moléculas y transformar el veneno en medicina, para luego ser conscientes del verdadero poder  interior que se esconde en la experiencia humana.


SAGITARIO: Con tu enfoque y conexión nos enseñarás a pensar más allá de los límites de las formas y a obtener conocimiento sobre todas las cosas.

También de los seres con los que intercambiamos opiniones con alegría y positivismo. Aceptando lo que se da espontáneamente y dejando de creer que hay una “verdad absoluta”


CAPRICORNIO: Concéntrate en comprender qué significa ordenar con la palabra el universo y  ser responsable de la realidad que creamos.Así podrás transmitir una posición trascendente y a la vez firme frente a las dificultades.

Si la vida te coloca en posición de autoridad enséñanos a desarrollar  la estructura real que conecta el cielo con la tierra.


ACUARIO: Este vórtice te trae la nueva información para aprender a aprender y a reconocer que todos tienen algo que dar.

Apreciar las cualidades de otras personas a través de la consciencia de todos estamos hecho polvo de estrellas. Así que el orgullo del brillo personal queda hecho polvo también.


PISCIS: Aprender a fluir, a dejarse ir, a sentir sin buscar el porqué de las cosas.

Necesitamos creer en el poder de lo invisible o sencillamente no ocuparse de los detalles, no ocuparse del cómo, de eso se encarga el Universo cuando la certeza absoluta de pertenecer a esa Unidad nos invade.


Recomendación: Alineación al centro galáctico meditación

Categorías: ASTRO BLOG

1 comentario

Todo sobre el Eclipse Solar Total - ehkaonline | Astrologia Carta natal · 13/12/2020 a las 7:35 PM

[…] que considero buena señal es la alineación del Eclipse cerca del Centro Galáctico: una fuente de energía super potente, de la que seguramente extraeremos gran información y […]

Deja una respuesta